Posts in Bitácora de Nacho

Bitácora de Nacho. 1: Arantza, mi madre.

 

1

Arantza Abasolo.

Bilbao, barrio de Otxarkoaga, 1980.

Un decadente bloque de viviendas; una colmena entre tantas cuyos cimientos tiritan de frío ante una primavera que no llega; un edificio que alberga a cientos de familias obreras que a esas horas, con suerte, estarán sentadas ante un plato que caliente sus ánimos. Una de esas familias es la de Arantza Abasolo, mi madre. En el televisor, bien de lujo y centro de atención a la hora de la cena, se ve la imagen de Alberto Delgado Cebrián presentando la última edición del telediario de TVE. La reelección de Suárez en las generales de marzo por mayoría simple marida con el aroma a lentejas y hace que el silencio fragüe en el seno de una familia tradicional.

Arantza no entiende mucho de política pero tiene claro que no se siente representada por esos señores que aparecen en la tele. Siente que la realidad social y política de Euskadi es otra, y sus amigos, tanto en el instituto como en las calles, hablan mal de lo que el resto del país celebra como una fiesta. Es buena sacando sus propias conclusiones y se puede imaginar por qué hay quienes llaman transacción en lugar de transición al proceso político que se está viviendo en España. Su madre y su abuela por parte de madre son extremeñas y socialistas. Su padre, único descendiente vivo de una saga de campesinos y mineros vascos del carbón, es fiel votante del Partido Nacionalista Vasco. Cuando surge el tema de la política, entre los mayores de la casa todo se resuelve de manera cordial, es más, en ocasiones, alguna que otra broma en cuanto a las diferencias que les separan colorea el monocorde ambiente del día a día. Arantza, en esos asuntos, prefiere mantenerse al margen. Read More

Bitácora de Nacho. 0: Introducción

El libro que tienes entre tus manos es un tratado de paz que, imperfecto como todos, constituye el mejor acuerdo que he podido firmar. Previo a todo esto, como es lógico, hubo un armisticio que puso fin a la cruenta batalla que inicié años atrás conmigo mismo. Toda guerra tiene un balance negativo y por tanto, analizarla en términos de vencedores y vencidos me parece un tanto simplista. Ahora bien, si tuviera que definir lo que este tratado pretende poner de manifiesto en pocas palabras, diría que es un esfuerzo por demostrar que la Historia, necesariamente, no debe contarse siempre a través del filtro de los que triunfan.

Lo más importante es que ahora, si estás leyendo esto, es porque al final conseguí acabar algo en mi vida. ¿Qué difícil es eso en los tiempos que corren, verdad? La sociedad te obliga a disponer de capacidades sobrehumanas porque a lo largo de un mismo día debes ser madre, mujer empoderada y trabajadora ejemplar. Padre, emprendedor y hombre con carácter resolutivo enfocado a la consecución de objetivos. Excelente estudiante con valores solidarios y comprometido con un sinfín de causas. Persona entregada a su familia, a sus amigos y a la actualidad, con criterio y buena formación para ejercer el derecho a opinar sobre cualquier tema y por encima de todo, lo más importante: con tiempo para ti; ya que después de una dura y larga jornada laboral, es fundamental sacar un ratito para poder disfrutar de tu intimidad. Read More